clinica la victoria cabecera

¡¡¡Que vivan los buenos devotos!!!

Quesos Quinkana - Prolact Fuente Palmera

silillosprocesion5

Hace unos 60 años, y quizá más para atrás, hubo una frase que se hizo muy popular en Los Silillos cuando la Purísima Concepción desfilaba por sus calles: "¡¡¡Que vivan los buenos devotos!!!".

Juanillo el municipal recuerda este grito a las puertas de su vivienda, donde hoy día sigue parando el paso tras subir la cuesta del Parque Chimeno una vez celebrada la misa.silillosprocesion5Luciendo bonitos trajes esperando la salida de la patrona Las costaleras, en un sobreesfuerzo colosal, encaran la rampa de un tirón y luego se detienen para beber el agua fresca que les brinda este vecino. Juanillo narra que en aquella época, cuando él era un mozuelo, hubo unos años en los que el pequeño paso de la patrona se detenía en las puertas de muchas casas para que los vecin@s donaran diversos productos agrícolas, sobre todo trigo, que se entregaba en fanegas y luego se vendía para obtener dinero. Una fanega antiguamente era una caja de madera que, llena con el producto, equivalía más o menos a once kilos y medio. En la actualidad, el término se vincula más como medida de una superficie agrícola, que equivale a unos 6.500 metros. Normalmente, cuando salía el vecino con las fanegas, el paso de la Purísima Concepción retrocedía y se ponía frente a la vivienda en señal de agradecimiento. Y el motivo de tal recaudación no era otro que para sufragar la construcción de la iglesia. Aquellos vecinos que no podían dar nada, colaboraban trabajando en la obra.silillosprocesion4Primeros instantes de la procesiónsilillosprocesion3Misa en el Parque Chimenosilillosprocesion1Subiendo la cuesta del parquesilillosprocesion2Esther Cabello le dedica una saeta

Pasados unos años la procesión se perdió alrededor de dos décadas, y fue hace unos veinticinco años cuando dos vecinos, Jesús Alinquer y Antonio Rodríguez, decidieron recuperarla. Desde entonces, el trono es portado únicamente por mujeres. En Silillos, prácticamente todas las mujeres menores de 40 años han pasado al menos una vez por la Hermandad. Aunque no está constituida como tal, funcionan como una asociación y organizan alguna fiesta o evento para sufragar los gastos. Por ejemplo, este año arreglaron la llamada Virgen de la curva, una imagen de la Purísima que está al borde de la carretera en dirección a Silillos, apenas a un kilómetro saliendo desde Fuente Palmera. Hace cinco años hicieron el nuevo paso, de mayores dimensiones que el anterior y preparado para 32 personas.

En la presente edición han sido 25 costaleras las que han llevado sobre sus hombros a la Inmaculada Concepción: Paqui, Antonia Sánchez, Marta, María José Quero, Leticia, María José Adame, Vito, Marisa, Nuria, Ana Belén, Manoli, Amanda, Encarni, Maite, Julia, Antonia Rodríguez, Sara Cabello, Sara Ruiz, Elisabeth, Aurora, Lidia, María Josefa, Loli, Irene y Emi. Sus edades oscilan entre los 16 y los 54 años, y todas son de Silillos, aunque alguna vive fuera. Junto a ellas, el capataz, Francisco Dublino, Antonio Armada y la Hermana Mayor, Jessica Quero.   

Pasadas las nueve de la noche salió la imagen de su iglesia, a la que siguieron unos doscientos vecin@s, entre ellos muchas mujeres, jóvenes y niñas con trajes de gitana y rocieros, y algún que otro pequeño vestido de flamenco, como Iker Moreno Rivero, de 4 meses, que vivió su primera procesión, o Francisco Ostos Quero, de 11 meses, que fue su segunda contando que la anterior la vivió en la barriga de su madre. El cortejo lo cerraba la Banda de Cornetas y Tambores Ntro. Padre Jesús Nazareno de Fuente Palmera. En su habitual recorrido, fueron numerosas las ofrendas florales hasta llegar al Parque Chimeno, donde tuvo lugar la clásica misa. En la presente edición, no actuó el coro rociero del pueblo, ya que esta misma semana falleció un vecino muy vinculado al mismo. Desgraciadamente, ha habido tres fallecimientos en el último mes en Silillos y se nota mucha al ser un núcleo pequeño. Tras la eucaristía, oficiada por el párroco de La Colonia, Carlos Sanz, la procesión emprendió el regreso a su iglesia, viviendo uno de sus momentos álgidos con la subida de la cuesta, mencionada anteriormente, y la parada para tomar agua y oxígeno en la puerta de Juanillo el municipal. A su paso por la plaza, la vecina Esther Cabello dedicó una saeta a la patrona.

Finalmente, la imagen arribó hasta la iglesia, donde se sumaron otras mujeres en la nada fácil maniobra de entrada al templo bajo los acordes del himno nacional interpretado por la Banda de CC y TT de Fuente Palmera. Como es costumbre, muchos vecin@s cogieron los claveles y flores que adornaban el paso mientras se oían los vivas dedicados a la Inmaculada o Purísima Concepción.

A continuación, más abajo, les ofrecemos una Galería de Imágenes del evento. 

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo


Carniceria de la rosa fuente palmera

legumbres el perdigon fuente palmera




visteme banner lateral 2022

papeleria-antharas-fp

gold tech

asesoria castillo

SOTOMELERO