Una romería inolvidable…que cuenta los días para la próxima

romeria9

Romería en honor a San Isidro Labrador. El Villar y Cañada, Cañada y El Villar. Dos hermandades con sus peculiaridades pero unidas por la misma pasión. En este artículo posromería reflejamos el desarrollo de la misma desde la óptica de sus máximos representantes, los hermanos mayores de El Villar y Cañada, Fernando Sanz y Curro Vidal.

romeria9La Romería 2017 en honor del patrón de los labradores pasará a la historia para la Hermandad de San Isidro Labrador de El Villar por ser la primera, después de unos 30 años con destino a Los Arroyones, en desarrollarse por los caminos. Una experiencia que ha tenido una buena acogida en general por parte de los villareng@s, con el único pero de que se hizo un poco largo el recorrido, llegando sobre las siete y media de la tarde, algo más de una hora respecto al horario previsto por la organización.romeria10 En este sentido, el Hermano Mayor, Fernando Sanz, coincide con estos comentarios al mismo tiempo que señala que «la obligación de ir por los caminos era por quitarnos de los problemas de la carretera, pero pienso que todo ha salido bien, lo que pasa es que yo lo vivo de otra manera, estoy delante con San Isidro disfrutando, pero a medias, ya que tengo la responsabilidad de que no haya problemas y no me quedo tranquilo hasta que llegamos a Los Arroyones».romeria11

Fernando entiende que a una amplia mayoría de la gente que va en las carrozas le guste llegar más temprano para disfrutar también de la estancia, antes de que anochezca, porque así da tiempo a hacer más cosas, preparar las barbacoas, etc. Es cierto que hubo algo de entretenimiento al inicio del camino y luego tuvieron que aligerar, pero para ser el primer año piensa que el resultado es aceptable. No obstante, «al que es verdaderamente romero le ha gustado, aunque se le haya hecho largo», indica el Hermano Mayor.

Sobre el tema de no haber podido pasar por Cañada del Rabadán y hacer el encuentro, Fernando lamenta que haya sido así, «no sólo por los romeros de allí, sino por no llevar a San Isidro y que lo vean las personas mayores de Cañada. Sinceramente, no hemos tenido otra opción, ya que teníamos que dejar la carretera y escoger este recorrido por Cañada San Gil, La Ventilla, etc. al tener caminos y vías más anchos que los que utiliza en su caso la Hermandad de Cañada. Ante cualquier percance, existe más amplitud para ponerle solución y que no se paralice el recorrido. Y si llueve los días previos, con más razón». En relación a la hermandad cañetera, Fernando Sanz nos desvela que existe una petición «para que vengan alguna vez a El Villar a realizar el hermanamiento, que sería el sábado durante la celebración de la misa; si nosotros hemos estado tantos años pasando por Cañada, podrían venir ellos alguna vez aquí y luego cada uno coge su camino, pienso yo».

romeria4También le ha dado cierta pena no poder pasar por Fuente Palmera y hacer la ofrenda a la patrona, un acto que se instauró hace pocos años y que tuvo una gran aceptación. «Hubiéramos llegado aún más tarde a Los Arroyones y tampoco teníamos un sitio de paso donde estacionar las carrozas», comenta el Hermano Mayor.

Asimismo, ha habido un tercer punto que tampoco se pudo cumplir, al menos en la ida, y que afecta más personalmente a Fernando, su familia y a la gente de su carroza, que es la parada en el cementerio. Pero al final se pudo hacer y se hizo en la vuelta, la cual sí se desarrolló por la carretera. En este caso, el Hermano Mayor quiere agradecer enormemente la colaboración de la Guardia Civil, y en especial la del sargento, por permitir que se parara en el cementerio, además de acompañarles hasta la misma puerta de la iglesia.

Igualmente, aprovecha para dar las gracias al alcalde pedáneo, Salvador Fernández, «que ha sido prácticamente el único que se ha volcado en preparar el trayecto por los caminos, ya que los demás no teníamos tiempo para este tema».  

Por otra parte, Fernando Sanz quiere comunicar que «la juventud este año se ha portado de lujo, tanto en el camino como después en Los Arroyones, a pesar de que suprimimos el espacio que se destinaba a ellos y tuvieron que ubicarse como el resto de carrozas, alrededor de San Isidro. Y digo esto porque esa juventud es la que tiene que empezar a organizar todo esto, yo no voy a estar perenne, de hecho iba a salirme este año, llevo ya ocho y estoy cansado en cierta manera de lo que supone la organización previa, pero cuando llega el día me animo y tiro hacia adelante». Fernando se alegra de que haya habido algunos jóvenes que le hayan dicho que si él sigue, se meten en la directiva. «Eso es lo que queremos, que la gente joven participe y coja las riendas».

Al hilo de este asunto, el Hermano Mayor afirma que «el gran problema de El Villar es que no hemos podido separar la Romería de la Feria, es decir, que la Hermandad se quede con la organización de la Romería y haya una comisión aparte que lleve la feria; por eso hay gente que no quiere estar en la Hermandad, ya que el trabajo más complicado y de más jaleo viene con la feria».

En definitiva, una experiencia nueva y satisfactoria la de hacer la Romería por los caminos, alternativa que tiene visos de consolidarse a partir de ahora. 

*Agradecemos a la esposa de Fernando Sanz la cesión de algunas fotos para la confección de este reportaje. 

CURRO VIDAL: «Ha sido un camino plagado de momentos emotivos»

romeria5La Hermandad de Romeros de Cañada del Rabadán vivió y disfrutó de su decimoquinto Camino en honor a San Isidro Labrador. Su Hermano Mayor nos cuenta la experiencia de esta edición, llena de situaciones emotivas, devoción, pasión y jolgorio. Cronología de una romería, por Curro Vidal.

Según comenta Curro,la preromería ya se vive intensamente. Los días previos «son tan buenos casi como los del propio camino».romeria7 La Hermandad de Cañada pone en marcha el Plan Romero sobre el 20 de abril, abriendo en primer lugar un plazo para que los hermanos abonen la cuota y se puedan calcular todos los avíos que hay comprar (comida, bebida, etc.). La semana previa comienzan los preparativos en las naves de Roviper, acondicionando las carretas y los remolques.romeria8 Las tres tardes previas al sábado de Romería, se ofrece cerveza gratis para todo el mundo mientras se ultiman los detalles, y la noche del viernes se organiza una cena donde los romeros y romeras se traen de sus casas la ensaladilla, tortilla y todas las viandas que hagan falta para pasar una suculenta velada de convivencia que culmina con cante y baile hasta las doce o una de la madrugada, sin pasarse mucho ya que a la mañana siguiente hay que estar preparados temprano para emprender el camino.

La comitiva se concentra sobre las 8 de la mañana en las naves de Roviper -donde este año se engancharon los bueyes-, y comienza el recorrido después del desayuno. Como es tradición, misa rociera en Cañada del Rabadán con la participación del Coro Amigos de San Isidro, compuesto también por hermanos y hermanas y que acompaña en todo el recorrido. Como curiosidad, ofició la misa un cura de Almodóvar del Río que hace unos años la dio y quedó encantado con la Hermandad y con Cañada, por lo que este año pidió al párroco de Fuente Palmera, Carlos Sanz, que le autorizara para volver a darla.romeria6 Previamente, en el camino hacia la iglesia llegó uno de los momentos más emotivos de esta edición, cuando se hizo una ofrenda delante de la casa de Pilar Domínguez, vecina recientemente fallecida. «La Pili se nos fue desgraciadamente, no era hermana, pero como si lo fuera. Le dedicamos unos vivas en su memoria y sembramos un romero en su puerta para que cada vez que pasemos por allí veamos el romero de la Pili», nos cuenta Curro.

Tras la misa estuvieron un rato parados en el Paseo de Cañada. Este año, como ya se sabía, no se produjo el tradicional encuentro con la Hermandad de El Villar al cambiar ésta su itinerario por los caminos, el cual sí tuvo lugar el domingo a mediodía cuando el cortejo cañetero arribó a Los Arroyones. Al reanudar su camino, la Hermandad de Romeros vive el siguiente acto conmovedor en el arroyo Las Culebras, cuando se bautizan a los nuevos romeros y romeras. Aproximadamente, una veintena entre bebés, niñ@s, jóvenes y mayores, que vienen a sumarse a una Hermandad que va creciendo cada año en número y en entidad. El sábado realizaron el camino unas 270 personas, mientras que el domingo rondó las 215, debido en parte a las comuniones, etc. En total, componen la Hermandad unos 340 romeros, sin contar las familias. 

El segundo avituallamiento tiene lugar en el Molino El Mármol. Tres horas de almuerzo y luego hubo una parada en Las Marismillas, en frente del Molino Cantalapiedra. Seguidamente, recorren del tirón lo que falta por llegar a Fuente Palmera, donde su primer destino es la Iglesia de la Purísima Concepción. Les esperan los representantes de las hermandades colonas y una iglesia llena, la campanas repicando e incluso les tiran flores. Realizan la ofrenda a la patrona, el coro canta y hasta el propio Curro se permite -con el permiso del párroco-, interpretar una copla de Manolo Escobar mitad en verso, mitad cantada. Apoteosis y vellos de punta.

La tercera vez que se sienta a los romeros es el sábado por la noche en la nave de Matabichos, en Fuente Palmera, donde también desayunan los clásicos churros, con el café y el aguardiente, antes de reanudar el camino el domingo por la mañana en dirección a Los Arroyones. 

Para el Hermano Mayor, todos los momentos son especiales en el camino, desde que se sale hasta que se culmina. «Este año ha sido todo gloriosamente bonito, no ha habido ningún percance importante; mucha alegría y baile y cante en todas las paradas; el entusiasmo se mantuvo hasta el último metro», señala Curro. Igualmente magnífica es la última parada en frente del Molino Calcetas, «en la Raya Real, como le decimos nosotros, donde estuvimos una hora cantando y bailando…aquello fue demasiado…». 

El culmen se produce con la llegada a Los Arroyones, el recibimiento por la hermandad matriz de El Villar y el hermanamiento ante la imagen del santo. El fin de fiesta tiene lugar con un almuerzo bien merecido. 

Por último, Curro Vidal agradece el acompañamiento que tuvieron por parte de Protección Civil y el trabajo de la Guardia Civil. Sobre el futuro de la Hermandad, todos los esfuerzos se concentran en la Casa Hermandad que quieren levantar en Cañada, aunque lo primero que se construirá será la puerta de entrada, que será tipo palacio, con un arco de cuatro metros de altura, más el campanil, etc. Sin embargo, una vez más, la burocracia está provocando un retraso considerable al estar el terreno en suelo ecijano.

*Agradecemos la cesión de imágenes por parte de la Hermandad de Romeros de Cañada del Rabadán en la persona de Flori.romeriafinal

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo
Carniceria de la rosa fuente palmera
legumbres el perdigon fuente palmera
papeleria antharas verano 2022
asesoria castillo
SOTOMELERO