ayuntamiento de fuente carreteros

Rosario del Mar Carmona plasma su pasión por la pintura en una exposición en Écija

cooperativa fuente carreteros
rosario1

El Palacio de Benamejí y sede del Museo Municipal de Écija ha acogido durante más de dos semanas la exposición pictórica "Sueños y Vivencias", que ha reunido las 33 obras más destacadas de la colección de la artista carretereña Rosario del Mar Carmona Bermudo desde que concluyó la carrera de Bellas Artes hasta la actualidad.

rosario1«Lo mejor de esta exposición es que me ha dado la posibilidad de conocer a muchas personas e incluso crearse una amistad entre nosotros, ha sido una experiencia muy enriquecedora y he aprendido mucho». Así de satisfecha se mostraba Rosario del Mar a pocas horas de concluir su exposición «Sueños y Vivencias» en el Palacio de Benamejí, en Écija, un marco incomparable donde ha compartido con el público lo mejor de su obra correspondiente a las dos últimas décadas. Esta exposición es un recorrido por una pequeña parte de su colección desde que terminó la carrera de Bellas Artes en Sevilla hasta hoy día.rosario2Rosario del Mar, junto a su obra ‘La charca’

Rosario del Mar Carmona Bermudo tiene 44 años y es vecina de Fuente Carreteros. Desde pequeña empezó a pintar y dibujar, nunca lo dejó y siempre tuvo en mente que sus estudios y su vida estarían encaminados hacia este mundo, «pasara lo que pasara yo iba a seguir adelante con mi pasión». Rosario recuerda que en algún curso del bachillerato tuvo sus altibajos, ya que había algunas asignaturas que se le atragantaban, pero pensó que tenía que aprobarlas como sea para poder acceder a la carrera universitaria de Bellas Artes.rosario3 Cuando consiguió el objetivo, reconoce que todo fue más fácil «porque estaba estudiando lo que me gustaba y sacaba notables y sobresalientes; en resumen, tuve que pasar unos baches y esforzarme mucho para llegar a lo deseado».

La historia de Rosario del Mar seguiría marcada por la pintura y la docencia porque tras la carrera logró aprobar las oposiciones y convertirse en profesora de Enseñanza Secundaria y Bachillerato. En la ESO impartió Educación Plástica y Visual y a los alumn@s de Bachillerato les daba Dibujo Técnico para prepararlos de cara a la prueba de Selectividad. Rosario del Mar nos cuenta que «ser profesora de Bellas Artes me ha servido para desarrollar mis cualidades y conocer el mundo de la docencia, que es apasionante». Ejerció en varios pueblos de Ciudad Real y Albacete, ya que fue en La Mancha donde aprobó las oposiciones.

Retomando la exposición de Écija, la mayoría de los cuadros están realizados con la técnica básica que perfeccionó en la facultad: óleo sobre lienzo.rosario4 El óleo le proporciona a Rosario mucha facilidad para empastar y acuarelar, utilizándolo mucho como acuarela. Predominan las naturalezas, marinas, algún abstracto y dibujos de figuras humanas. Hay algunas obras que poseen un significado especial para nuestra protagonista. Es el caso de «La charca», un cuadro que se remonta a los años 1996-97, cuando se celebró el primer certamen de pintura del Rectorado de Sevilla, donde se elegieron unas 70 obras de todas las presentadas, y de ellas se distinguió al cuadro de Rosario como una de las Menciones de Honor, siendo lo más importante que uno de los miembros del jurado fue Antonio López.rosario6 Se trata de una de las eminencias de la pintura contemporánea española, que por aquellos años visitaba bastante la facultad de Sevilla al tener amistad con una profesora de Rosario, lo cual era todo un acontecimiento para los alumn@s.

Sobre el nombre de la exposición, «Sueños y Vivencias», Rosario explica que lo de los sueños es «porque a veces soñamos y encontramos nuestras vidas dentro del mismo sueño; y vivencias por la parte de la naturaleza, donde hayo pequeños detalles y recuerdos de momentos que he vivido. En cada cuadro he dado lo máximo de mí y cada uno de ellos es una pequeña investigación, no hay ninguno repetido ni parecido, son muy diversos. De esta forma creo que la exposición es muy atractiva. Por ejemplo, hay tres marinas, pero tendré una docena de cuando estuve en Menorca hace quince años».rosario5

Rosario nos comenta que conoció la sala de exposiciones del Palacio de Benamejí a través de otro vecino de Fuente Carreteros, que le contó que daban muchas facilidades para exponer, que no cobraban nada y que durante unas dos semanas podías traer tu obra para que la conociera el visitante. La afluencia de público ha sido bastante buena, incluyendo muchos turistas extranjeros que es habitual verlos admirando el patrimonio histórico y artístico de una ciudad como Écija.rosario7 Entre las anecdótas, cuenta Rosario que le daba pena no poder entender a los turistas ingleses y alemanes, «los cuales parece que me preguntaban si había folletos o algo para que tuvieran un recuerdo de la exposición, por lo que después se me ocurrió hacer algunos bocetos de figuras humanas en los ratos que no había nadie para obsequiarlos como recuerdo».

La primera exposición de Rosario del Mar fue en el Ayuntamiento de su pueblo cuando terminó la carrera. Posteriormente, expuso colectivamente en Sevilla con sus compañeros de facultad y en dos ocasiones en Hellín, localidad de Albacete donde trabajó de profesora en 2005. Desde que regresó a Fuente Carreteros en 2008, no había sacado de nuevo a la luz su colección hasta que ha llegado esta exposición en Écija, lo cual ha hecho por el placer de que la gente disfrute con ella, sin ningún afán de vender cuadros «porque la pintura para mí en estos momentos es pura afición». En este sentido, ha habido un vecino de Écija interesado en comprarle una marina, pero Rosario le dejó claro que no quería dinero por ella, sino un intercambio. Así, le pidió material de pintura -unos lienzos y unos óleos- a cambio del cuadro, «así yo disfruto de que tengo más material para seguir pintando y él se va contento con su cuadro a casa. Además, le hacía mucha ilusión y me decía que no se iba de la exposición sin un cuadro mío». Pero lo más trascendental de esta bonita historia es que ha servido para crear una amistad entre ambos, púes este vecino le presentó a su esposa y la invitaron a comer a su peña flamenca de Écija. 

Otra de las anécdotas fue la visita de un hombre que había sido capitán de la Marina, el cual hizo un paralelismo entre el color del agua y el del cielo en los cuadros de marinas. Gracias a la exposición, Rosario del Mar también ha aprendido muchos datos e historia sobre Écija a través de maestros y profesores que han visitado su muestra, así como conocer a gente que le apasiona la pintura aunque no se le da bien pintar. En definitiva, una experiencia muy gratificante para ella en este sentido. Esperamos que haya más oportunidades como esta para Rosario y que siga desarrollando su pasión.

Al final de la página ofrecemos más imágenes en la FOTOGALERÍA.

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo
Carniceria de la rosa fuente palmera
legumbres el perdigon fuente palmera
papeleria antharas verano 2022
asesoria castillo
SOTOMELERO