Pedro Corredor: «Utilizo la pintura y el dibujo para un beneficio interior, me reportan tranquilidad y satisfacción»

Entrevista
Nuestro próximo entrevistado va a ser Pedro Corredor, para la mayoría de nosotros es un desconocido; solo vamos a adelantar que es un joven pintor de Montoro y que vino a la Colonia por amor.

Sobre pintura, puedes elegir tu frase favorita, te ayudará a entender el contenido de la entrevista:

1) El pintor tiene el universo en su mente y en sus manos. Leonardo da Vinci.

2) Una obra de arte nunca se termina, solo se abandona. Leonardo Da Vinci.

3) La pintura es poesía que se ve y no se siente, y la poesía es pintura que se siente y no se ve. Leonardo da Vinci.

4) El artista no es nada sin el don, pero el don no es nada sin el trabajo. Emile Sola.

5) Sin el arte, la crudeza de la realidad haría que el mundo fuese insoportable. George Bernard Shaw.

6) La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere. Pablo Picasso.

7) La Inspiración existe! Pero tiene que encontrarte trabajando. Pablo Picasso.

8) La fantasía, aislada de la razón, solo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de tus deseos. Francisco de Goya.

9) La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes. Nicolas Poussin.

A veces es fácil deliberar qué maravilla es ser joven, sentirse joven, equivocarse y aprender de la vida, desplegar esa fuerza y energía vital. Y qué prodigio poder ser pintor o dibujante, trasladar la realidad absorbida a un lienzo o papel, interpretar un estado de ánimo e intentar esbozarlo.

Y sobre el motivo de estar aquí entre nosotros, en la Colonia de Fuente Palmera, ya hemos dicho que es el amor, los enamorados dicen que el lugar favorito en el que se pueden encontrar, es solamente estar junto a la persona amada, también dicen que si no recuerdas la locura en la que el amor te hizo caer, es porque no has amado de verdad o llegan a decir que nuestro corazón es perfecto porque nuestro amor está dentro de él.

el perdigon banner lateral

Pues a partir de ahora, tenemos la oportunidad de percibir una humilde perspectiva sobre la concepción del arte pudiendo apreciar y disfrutar en nuestro día a día paseando por las calles de la Colonia, trabajando para poder pagar comida, posada y pinceles o simplemente en el momento que nos haga partícipes de vivencias y de viajes inimaginables, a parte claro está, de poder valorar y respetar su obra con mirarle a los ojos y tratar de vislumbrar a un artista en el inicio de su carrera o simplemente a un joven luchador con sensibilidad artística.

Lo mismo nos da, todos nos retroalimentamos de lo que tenemos a nuestro alrededor y al igual que nos interesa que el trigo de nuestro vecino, sea de gran calidad, aparte de la buena cosecha que se augura, es porque al polinizarse nuestras plantas, también nos veremos beneficiados por la calidad de la semillas del vecino, así pues felicidad y sueños por cumplir para Pedro y que todos obtengamos retazos de su arte, de su imaginación y de su ingenio.

No desvelamos nada más, sobre el resto juzguen ustedes mismos, sin más dilaciones, la entrevista con Pedro, el Pintor:

¿Concibes como un deber moral la utilización de tu obra convirtiéndose en testimonio y denuncia ante la injusticia que asola el mundo? O ¿más bien es todo lo contrario, donde trates de evocar una realidad que persiga la evasión de aquello que no te gusta?

El arte evidentemente como medio de expresión considero que debe ir más allá y en pro de la evolución de la sociedad. Debería de exponerse como referencia a algo que queramos cambiar, ya sea por diversión o por algo crítico. Ambas preguntas tienen cabida en mi perspectiva sobre el arte.


¿Qué obras de la literatura han podido influenciar y alimentar la pintura que haces?

No creo haber encontrado ninguna influencia. Entre otras cosas porque empecé a pintar incluso antes de leer fluidamente y mi inspiración básicamente, depende de algo que me llame la atención en ese momento, aunque en relación con la literatura tengo que decir que me gusta leer y actualmente estoy leyendo un libro de Stephen King, aunque en este caso, no tenga nada que ver con lo que pinto.

El tema más recurrente en tus obras, ¿cuál sería?

El retrato, queriendo incluso dotar de expresión a mis pinturas, vislumbrando con ello rasgos de la personalidad de la persona a pintar. Llegar a conocer a la persona de cómo es a través del retrato es complicado, pero ahí estoy aprendiendo. Por ejemplo, Goya era famoso por sus pinturas negras, donde la expresión que tienen las brujas es tremenda. Eso es muy difícil de conseguir, donde a través de cuatro pinceladas seas capaz de provocar una reacción tanto de asco, como de miedo, sorpresa o admiración y eso realmente es lo complicado. A eso es a lo que a mí me gustaría llegar algún día. Y para ello tengo una vida entera, no tengo prisa por llegar a aprenderlo. Aunque tengo que reconocer que con treinta y tres años tampoco soy un niño.

¿Qué podrías decirnos sobre la mayor satisfacción que te haya dado la pintura?

Desde hace muchos años yo me he tomado la pintura como terapia, ya no tanto como un trabajo, para mí es una terapia contra el aburrimiento o el estrés, donde a mucha gente le viene bien ir a correr yo prefiero pintar o dibujar. Para la autoestima me viene fenomenal, muchas veces cuando veo el resultado que empezó en un folio o en un lienzo en blanco, siento una enorme satisfacción. La cuestión económica no siempre es el móvil que nos empuja a realizar determinadas acciones, cualquier pintura o dibujo, no solo mía, sino de cualquier otro artesano, -ya que yo prefiero utilizar ese término para designar al que hace algún tipo de trabajo artístico manual-, necesita de muchas horas de trabajo y de quebraderos de cabeza. Eso mucha gente no lo considera importante e incluso difícilmente lo valora, porque detrás de esa obra hay muchas horas de aprendizaje y arduo trabajo. Y sin desmerecer cualquier tipo de trabajo, considero que el trabajo artesanal, lastimosamente está a menudo infravalorado.
Obteniendo reconocimiento tan solo las obras de autores conocidos, pero una obra de igual calidad, en un autor desconocido, nunca llegará a gozar de ese prestigio. Por eso, personalmente mezclar dinero con la satisfacción de pintar o dibujar, no me gusta demasiado, porque parece que se corre el riesgo de ser contaminado, como todo lo que toca el dinero. Resaltando que la mayor satisfacción que me brinda la pintura es la terapia para llevar mejor el día a día.

¿La pintura y el arte qué significado tienen para ti?

Para mí … es media vida, las primeras manifestaciones artísticas llegaron cuando yo era muy pequeño y además a los ocho o nueve años ya me pusieron un pincel en la mano, gracias a Don Santiago Cano López, un maestro enamorado de su profesión docente y que se salía de los cánones de la educación tradicional. Este señor, qué es lo que es para mí, nos estimulaba a realizar esculturas con cartones, mosaicos, collages, etc. Por eso en mi caso, valoro tanto el arte porque a mí desde pequeño me hicieron partícipe de ese mundo y además me facilitaron unas nociones básicas de pintura, con lo que yo fui aprendiendo poco a poco por mi cuenta y además con la ayuda de otros profesores. Mi primer cuadro lo pinté cursando estudios en el colegio público San Francisco Solano de Montoro con nueve años.
(El asquerosito libro de plástica, como lo nombraba mi maestro Don Santiago, no nos gustaba nada y creo que incluso no menos que a él) En sus clases confeccionábamos libros: libros de poesía, de adivinanzas, de historia, de plantas, de planetas, de muchas temáticas diferentes. Por ejemplo, la primera vez que oí hablar de Mao Tse-Tung, tenía nueve años, al igual que del Código de Hammurabi o de Frida Kahlo. A día de hoy este maestro ya no imparte clases, pero sigue en activo escribiendo libros de relatos cortos. Poder hablar de él, es como hacerle un pequeño y merecido homenaje a su figura.

¿Cuál es tu mayor influencia y tu referente pictórico?

Las tallas de imaginería de los pasos de Semana Santa era la mayor expresión artística que tenía a mi alrededor cuando yo era pequeño. Con el paso de los años he tenido influencias más acordes al desarrollo de mi personalidad gracias a la música o internet. No tengo nada en contra de los imagineros, pero considero que el arte debe ir más allá de la religión, pero al proceder de Montoro tengo que reconocer que la Semana Santa allí es muy potente.
La pintura barroca de Caravaggio y las obras de Murillo, me han marcado mucho. Porque yo he tenido a mi alcance sobre todo manuales de arte tradicional y el tema de los movimientos vanguardistas no lo estudié hasta los trece o catorce años. Uno de mis referentes pictóricos en la actualidad, puede ser Antonio López, es un maestro del hiperrealismo, el cual, tiene unos retratos y unas panorámicas de Madrid, que son impresionantes, de momento no creo que llegue nunca a igualar ese talento. Otro pilar en el que verme reflejado puede ser el americano Casey Baugh, especialista en dibujo artístico o foto realismo, con una elevada técnica del difuminado. Por último, me gustaría señalar al sudafricano Jono Dry, igualmente espectacular.

Carniceria de la rosa fuente palmera

¿Qué tamaño suelen tener tus obras?

No hay ningún patrón, lo mismo me da tamaño folio, en A3 o en cartulina. Yo estudié en la Escuela de Arte Dionisio Ortiz y allí sí realizábamos obras grandes de un metro o incluso más grandes. En este Centro estudié un Grado Medio de Serigrafía y un Grado Superior de Arte aplicado a la Escultura todo enfocado a cursar estudios universitarios, pero por temas económicos no llegué a dar ese paso. Hace doce años de esto y fue allí donde conocí a mi pareja. Aunque no tenga mucha relación con el tamaño de las obras, pero todo ocurrió así.

¿Cómo te nace el interés por el arte, lo recuerdas?

De pequeño siempre estaba garabateando, dibujaba muñecos y copiaba imágenes de santos, ya que era la referencia directa a la que yo podía acceder, como ya dije anteriormente. Don Santiago Cano López nos hablaba del canon de belleza de las esculturas en Grecia o Roma. Y era él el que me imponía disciplina artística, al mandarme y corregirme láminas de dibujo sobre proporciones del cuerpo humano, del mismo modo nos enseñaba a hacer una mano o un pie, todavía conservo una lámina fotocopiada de una escultura en un bosque y fue este el profesor que aconsejó a mi madre para que yo diera clases de pintura. El mismo año que terminé en Primaria, empecé a dar clases con el profesor Martín González Laguna, profesor de la Escuela de Arte, más escultor que pintor y además también alumno de Don Santiago, con quien estuve durante tres años dando clases de pintura y ahí ya aprendí detalles más técnicos. Empecé con tempera y acabé con óleo.

¿Tenías alguna influencia artística directa de tus padres?

En Primaria mi madre no se pensó la opción de apoyarme y habló con Martín que por entonces tenía 21 años y a la semana ya estaba dando clases. Mi madre también me encargaba alguna que otra obra. Y mi padre estaba más centrado en el trabajo, y de agricultor pasó a la construcción. Y mi madre, ama de casa y faneguera en la aceituna, con lo cual, la influencia artística de mis padres se centró más en el estímulo y en el apoyo incondicional para conseguir mi sueño de pintar o dibujar.

¿Haces obras por encargo?

Sí, he hecho alguna que otra, sobre todo retratos. No me gusta mucho, ya que prefiero pintar por afición, porque lo que yo hago no me lo suele pedir la gente. La gente prefiere fotos de carnet y me las pasan para hacer retratos y esa temática me resulta un poco aburrida. Hace unos años sí tenía más encargos. En una semana tenía dos o tres. Hace ocho o nueve años me sacaba un dinerillo con esta actividad, es por así decirlo un hobbie remunerado, sacando las fotos que a mí me gustan o incluso las puedo sacar por internet.

¿Dónde guardas las obras terminadas?

En mi casa, al óleo lo recubro con barniz y el dibujo lo protejo con una capa de laca. Las paredes de mi casa suponen ser mi exposición permanente.

¿Pintas lo que quieres?

Normalmente pinto lo que quiero, a no ser como hemos dicho antes que haya algún encargo puntual. Tengo una espinita con la fotografía, que me gusta mucho, pero no se me da bien. A veces tengo idea de lo que me gustaría fotografiar, pero me faltan materiales, una luz concreta y sobre todo conocimientos. Y en definitiva lo que necesito es hacer un curso para aprender y una vez que haya aprendido, poder hacer mis pinitos. Y respecto a mi nivel de conocimientos sobre la fotografía, no es que quiera mostrar una imagen benevolente y de humildad, es que verdaderamente no tengo ni idea, tengo colegas que llevan muchos años aprendiendo en esto de la fotografía y son muy buenos. Al igual que mi pareja. Yo tengo idea de lo que quiero y de lo que me gusta, por ejemplo una luz cenital que derrame por aquí o por allá, pero luego no sé cómo conseguirla.
Respecto a mi nivel actual en relación a la pintura y el dibujo, soy consciente de cuál es mi lugar y yo soy un principiante, lo tengo clarísimo, lo que no sé si algún día pasaré al siguiente escalón. Y no lo digo por humildad, lo digo con la sinceridad apabullante de la realidad, ya que viendo a los grandes, no me queda más remedio que ser realista. Y aunque los artistas famosos hayan pasado por esa lógica etapa de aprendizaje, son fundamentales tanto la formación a través de buenos maestros, como el tiempo, disponer de mucho tiempo para practicar, corregir y aprender. Si de verdad quieres llegar a tener un nivel, tienes que dedicarte a esto a tiempo completo. El mundo de las Artes, normalmente exige dedicación plena y yo soy consciente de que la perseverancia necesaria en estos casos a veces me falta y no es por justificarlo, pero yo tengo que comer, necesito trabajar y ese tiempo que le dedico a buscar mi propio sustento, se lo quito a mi pasión, que por ello es una afición y no mi modo de vida. Aunque quién sabe si algún día me dedicaré a ello, desde luego a veces me gusta pensar que lo llevaré a cabo.

¿Es importante el dibujo en tus obras? ¿Y la fotografía?

Sí. El dibujo es la base de todas las artes plásticas. Picasso decía que “para saber deconstruir un rostro, lo primero que tienes que saber es construirlo”. Y es una verdad, también aplicable incluso a la escultura. Y tanto el dibujo, como la fotografía son fundamentales para mi pintura.

¿Repites o copias alguna obra?

Con obras mías, de momento no lo he hecho. En mi caso puedo utilizar una fotografía para inspirarme y pintarla. Pero no concibo que haya gente que pinte copias de obras de artistas famosos como Van Gogh, Da Vinci o Caravaggio, además de que es prácticamente imposible, es como si tuvieran marca única y son irremplazables. Yo al menos lo considero así.

¿Expones tus obras?

No. No creo tener material suficiente para hacer una exposición al uso. Y en segundo lugar, tampoco me ha llamado nunca la atención. Entre otras cosas, porque hoy día con las redes sociales ya puedes difundir tus obras y exponerlas, ya que hay aplicaciones especificas para hacerlo. Aunque sea lo mismo pero lo puedes hacer bajo otro formato diferente del tradicional. De momento no me llama la atención, quizás algún día lo haga, puede que cuando dejen de insistirme para hacerlo, sea un buen momento para ello.

¿Te gustaría vivir de la pintura?

Sí, pero con matices. Creo que puede sonar algo utópico, pero me gustaría hacerlo sin depender de los encargos que me hicieran, mi sueño sería pintar lo que me gustara en cada momento y llegar a exponer y vender lo que sea fruto de mi imaginación, sin depender de que me escriban o me llamen o que me marquen pautas para la creación de mis obras. Reconozco la dificultad de alcanzar esta utopía, porque siendo realista yo tengo mi trabajo que es instalador de fibra óptica, también recurro a la temporada de la aceituna y salir de esta realidad es muy complicado, pues tienes una dependencia económica y por ello la imposibilidad de dedicarte de lleno, además sin contar con un padrino o alguien que realmente apueste por ti, es difícil alcanzar el éxito en este mundillo. Y no trato de auto limitarme, porque hay artistas que logran triunfar con esfuerzo y tesón, pero es muy complicado. Yo soy consciente del día a día y provengo de una familia humilde y quizás tampoco me he permitido soñar más de la cuenta.
La quimera que toda persona creo que persigue en la vida es disfrutar del preciado tiempo libre y hacer con él lo que queramos, pero desgraciadamente el mundo ya viene sujeto a unas normas y debemos encontrar cabida en un mundo ya preestablecido, sabiendo el gasto que supone pagar la luz y la comida. Y alcanzar una meta profesional determinada es muy importante, pero por encima de ello está vivir y ser feliz teniendo la mayor parte de tiempo libre para ti y los tuyos, de esta manera, creo que sería fácil alcanzar esa preciada felicidad.
Personalmente creo que hay mucho coco suelto por ahí malgastando su talento en un trabajo que es necesario, pero donde no es capaz de desarrollar todo su potencial. Si en la sociedad todo el mundo tuviera más tiempo libre seguramente funcionaran las cosas de otra manera.

BannerLateralCNCEspejo

¿Cuánto tardas en un pintar un cuadro?

Depende, cuando son encargos de retratos puedo tardar una o dos semanas. Si es una obra personal, que tenga como reto experimentar la sensación de expresar alguna idea o sentimiento puedo tardar varios meses. Pudiendo dedicar muchas horas a una cara o expresión, teniendo que borrar y borrar hasta llegar a alcanzar lo que busco. En los retratos, depende mucho de la calidad de la fotografía, ya que mientras más calidad, menos margen dejas para la imaginación y es por ello más fácil centrarte en alcanzar lo que buscas. En una pintura, todo es más relativo y hay cuadros que pueden necesitar de varios meses como dijimos y sin embargo otros, en varios días puede estar terminado.

¿Dónde pintas?

En mi casa, además de por la tranquilidad que es tan necesaria, por la cantidad de luz natural que entra y para discernir bien los colores es fundamental disponer de muchas horas de luz natural. Y en el dibujo, para encontrar ese equilibrio entre sombras, también es fundamental la luz natural.

¿Qué colores utilizas con más frecuencia?

Muchos. Me llaman la atención los colores tierra. Los colores piel. También me gusta la gama de colores rojo o azul. También me siento muy a gusto con el blanco y el negro. Depende, todo es muy relativo. Yo mezclo los colores y a veces puedo estar media hora mezclando hasta encontrar la tonalidad que busco. Omar Ortiz, es un autor mexicano que se caracteriza entre otras cosas por utilizar una extensa gama cromática de colores piel y es fascinante llegar a alcanzar lo que buscas, aunque en algunas ocasiones pueda ser una tarea extenuante.

¿Qué estilo definirías para mostrarnos tu arte?

El realismo, porque muestra el entorno de tu alrededor en el momento en el que lo transmites. Me siento cómodo al trabajar en este estilo. El expresionismo o el impresionismo, tienen una forma muy evocadora de tratar los colores y es apasionante. Los diferentes movimientos vanguardistas han ido retratando el rumbo social que adquiría la sociedad y eso siempre es interesante. El realismo crítico es el vehículo donde me gustaría trasladar rasgos de la personalidad y mostrar con ello la máxima información posible del personaje que se tiene intención de pintar, siendo consciente de la dificultad que ello entraña.

¿Qué materiales utilizas para pintar?

Óleo. Aunque cuando yo empecé a pintar con Martín González, empecé a pintar con témpera, aunque el problema es que se seca muy rápido, no te da juego a rectificar a diferencia del óleo. Para el dibujo, utilizo carbón, carboncillo o grafito.

Para tus obras ¿usas modelos o tu propia imaginación?

Suelo usar modelos. Los muralistas o grafiteros improvisan y para mí es motivo de elogio, el arte urbano me llama mucho la atención. El grafitero Miguel Ángel Belinchón es de Linares y mezcla el realismo con el neo cubismo, es mundialmente conocido y lo admiro, enormemente.

La mayor satisfacción que te ha dado la pintura ¿cuál sería?

Tranquilidad, cuando pinto obtengo el beneficio inmediato. Aunque como no he llegado a mostrar las obras que he realizado, imagino que tengo restringidas algunas satisfacciones en caso de que gustaran mis obras. Pero de momento eso no me interesa, porque prefiero utilizar la pintura y el dibujo para un beneficio interior mío, que me reporte tranquilidad y satisfacción personal, como ya dije anteriormente. Decir también, que disfruté muchísimo en la época de la pandemia por poder dedicarle todo mi tiempo a la pintura y al dibujo con horarios establecidos tomándolo más como un trabajo que como una afición.

banner SOTOMELERO

¿Qué viaje artístico te gustaría hacer?

En este aspecto he tenido mucha suerte y he podido viajar y conocer muchos lugares. Pero la idea de conocer Irak, Irán o Afganistán (la antigua Mesopotamia), me resulta fascinante, pues visitar la cuna de la civilización, es un deber inexcusable. También me llama mucho la atención, las Cuevas de Altamira, también conocida como la Capilla Sixtina del arte rupestre y debe ser asombroso. Si me dieran a elegir, mis viajes fetiches serían Santillana del Mar u Oriente Medio.

Por favor, ¿te gustaría hablarnos de tus proyectos inmediatos y de lo que estás pintando ahora?

En la actualidad no estoy pintando nada, aunque tengo algunas ideas que prefiero reservarme para así llevarlas a cabo, fraguar una idea requiere de cierta reflexión.

¿Algo que no te haya preguntado y de lo que te gustaría hacernos partícipes?

Entrevista inmerecida y el futbolín para otro día.

La entrevista ha llegado a su fin y recuerden que si no les ha tocado la fibra, pueden contratar conexión local, es más rápida y eficaz.

Galería de Imágenes:

Compartir:

El tiempo en Fuente Palmera

Contenido patrocinado

Carniceria de la rosa fuente palmera
el perdigon banner lateral
Banner Fenix MARZO final
deco pinturas onetti
comuniones 2023
goldtech
asesoria castillo
banner SOTOMELERO