Pasión por el motocross


luis8

Luis Antonio Rivero Alinquer es un joven de 22 años de Silillos que lleva la mayor parte de su vida encima de una moto. Cuando tenía 5 años, su padre, Luis Rivero Rodríguez, gran aficionado al mundo de las dos ruedas, le compró una Malaguti en un taller de Palma del Río.

Ahí comienza una bonita historia que 17 años después sitúa a Luis Antonio entre los mejores pilotos cordobeses del momento en la máxima categoría del motocross, la MX1(450 centímetros cúbicos).luis8Luis, con su primera moto Tan sólo la mala fortuna por una caída en la penúltima prueba le ha privado de alzarse con el campeonato provincial en 2015, pues había subido a lo más alto del podio en todas las carreras del circuito cordobés. Ahora, totalmente recuperado de un percance que le afectó a las cervicales, la espalda y le provocó líquido en la cadera, Luis empieza a entrenar duro de cara al inicio del campeonato 2016 previsto para finales de febrero o marzo.

Pero comencemos por el principio. Un amigo de Palma del Río de Luis(padre) le dijo que en un taller de la localidad palmeña vendían una moto nueva marca Malaguti que se podía pagar por un euro al día hasta completar los 300 que costaba. Luis Rivero no se lo pensó y le compró la moto a su pequeño de cinco años, la cargaron en un Seat Panda y pusieron rumbo a Silillos. Luis Antonio comenzó a entrenar en el campo de fútbol de la aldea, donde su padre le formaba con un ruillo los montículos para que empezara a dar sus primeros saltos. Poco a poco, y siempre los fines de semana que era cuando Luis no trabajaba, fueron ampliando los escenarios de entrenamiento, desplazándose al circuito de Los Arroyones, al de La Guijarrosa o al de El Mohíno. Este último lo levantó otro gran aficionado al motocross, José Antonio Matilla, natural del poblado palmeño pero vecino desde hace tiempo de Silillos. En sus inicios, Luis ya demostraba valentía y desparpajo en lo alto de la moto, hasta el punto que en su primera caída relevante se partió la clavícula.

A los tres o cuatro años vendieron la Malaguti -que no salió muy buena-, y se compraron una Yamaha de segunda mano en Ochavillo del Río, la cual tampoco dió el rendimiento esperado. Un año después adquirieron una Honda nueva de 85 cc en Mollina(Málaga). Para entonces, Luis había cumplido diez años y ya empezaba a entrenar en circuitos de mayor categoría como los de Palma del Río, Almodóvar, Las Perreras(Córdoba) y Lora del Río.luis3luis6luis5luis7luis4Luis Rivero, con gran parte de su familia de Silillos Dos años después, en 2005, volvió a estrenar otra Honda de 85 cc, comenzando a disputar con ella sus primeros campeonatos autonómicos.

Luis Antonio recuerda que su primera carrera oficial fue en Andújar en 2006. «La verdad es que sentí miedo, había mucha gente, estaba lloviendo y el circuito embarrado». De esa etapa también nos cuenta alguna que otra anécdota, como que una noche en la que él y su padre durmieron en la furgoneta, ésta tenía algunas filtraciones y se mojaron con el relente. Y es que las pruebas autonómicas constan de dos jornadas, el sábado para los entrenamientos y el domingo para la carrera, por lo que en los desplazamientos largos tenían que hacer noche. Fue en este año 2006 cuando ganó su primera carrera, en Montealto. Posteriormente pasaron a utilizar una carpa cerrada en la que había sitio para calefactores, incluso una televisión, con los que las veladas eran y son más confortables.

El motocross es un deporte bastante costoso. Muchos de los pilotos del circuito provincial y autonómico cuentan con patrocinadores, mecánicos, entrenadores personales, incluso con psicólogos. En definitiva, muchos más medios y recursos económicos que Luis. Por ello, su mérito es doble. Luis tiene a su padre y a toda su familia, la cual les ha acompañado en numerosas ocasiones, sobre todo en sus primeros años. De esta forma, Luis Antonio sólo tiene palabras de agradecimiento hacia su padre, que es el que ha sufragado y sufraga todos los gastos que acarrea el motocross, desde desplazamientos, gasoil, compra, mantenimiento y averías de las motocicletas, inscripciones, gastos federativos, etc. No obstante, hubo algún año en el que tuvieron varios patrocinadores de Fuente Palmera y Silillos, pero este tema es muy complicado de mantener. Por tanto, es la pasión por este deporte la que lleva a Luis padre a realizar este sacrificio, pero también, y sobre todo, el poder darle a su hijo lo que sus padres no pudieron darle a él por razones económicas. Luis Rivero Rodríguez nunca compitió ni tan siquiera pudo disfrutar de estas motos, por lo que de alguna manera se quita la espinita y se siente enormemente satisfecho de que su hijo haya heredado esta afición y de que se haya convertido en un gran piloto. Es más, ya piensa en hacer lo mismo con un nieto que viene en camino, pues su otra hija, Lidia, está embarazada.

Continuando con la trayectoria, en 2008 una nueva Honda, esta vez de 250 cc. y cuatro tiempos, cae en las manos de Luis. Con ella recorren todas las provincias andaluzas, compitiendo en circuitos como los de Almonte, Albox -aquí el circuito está en una mina-, Valverde del Camino o Sanlúcar de Barrameda, entre otros muchos.

En 2012 logra el segundo puesto del campeonato provincial en la categoría MX2. Y en 2014 queda quinto en la máxima categoría, MX1. Como hemos reflejado al principio, en 2015 Luis A. Rivero gana todas las carreras del circuito provincial(Almodóvar, Villanueva de Córdoba, Priego, El Carpio, Cañete de las Torres) hasta llegar a la penúltima, celebrada el pasado 22 de noviembre en Aguilar de la Frontera. Tras imponerse en la primera manga, en la segunda tiene lugar el aparatoso accidente al pillar un agujero en el trazado. Luis salta por encima de la moto y en la caída se daña la espalda y las cervicales. Es trasladado al Hospital de Montilla, donde le colocan un collarín. Sus lesiones le impiden asistir a la última prueba de Almodóvar del Río, la cual puntúa doble. Sus perseguidores en la clasificación aprovechan su ausencia y le arrebatan la primera plaza. José Antonio Rodríguez gana el campeonato con 302 puntos, Manuel Moreno es segundo con 269 y Luis Rivero queda tercero con 256.

A pesar de esta última decepción, afronta con optimismo la nueva temporada. «Como siempre, saldré a ganar cada carrera, yo no estoy en esto para echar el rato».luis1 Luis es un piloto que se caracteriza por su agresividad conduciendo, es muy perfeccionista y le gusta adornarse en los saltos. Lleva a cabo una estricta dieta a base de pastas, arroz, pollo y verduras, principalmente. Aparte de con la moto, se entrena en el gimnasio, haciendo carrera a pie y bicicleta. Reconoce que es un deporte muy duro, que queda bastante cansado después de cada carrera, siendo los antebrazos los que más sufren el esfuerzo.

Su intención es seguir el mayor número de años con el motocross, aunque dependerá del trabajo, del aspecto económico, etc. Junto a él, sólo hay otros dos pilotos en La Colonia que participan en los campeonatos provinciales: Moisés Martínez, de Ochavillo, en MX2; y José Antonio Matilla, de Silillos, en Veteranos.

luis2

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo


Carniceria de la rosa fuente palmera

legumbres el perdigon fuente palmera




visteme banner lateral 2022

papeleria-antharas-fp

gold tech

asesoria castillo

SOTOMELERO