La Asociación de Familias de Acogida «Mírame» se establece en Fuente Palmera

mirame1

La Asociación de Familias de Acogida "Mírame" se ha presentado este lunes en Fuente Palmera en un acto en el que han participado varios de sus directivos, la concejala de Bienestar Social, Marta Montenegro, y el alcalde colono, Francisco Javier Ruiz.

mirame1Esta asociación formada por más de 50 familias Acogedoras, Colaboradoras y Adoptivas de la provincia de Córdoba, que se creó en 2009, va a disfrutar en Fuente Palmera de su primera sede oficial, situada en el edificio del Centro Municipal de Información a la Mujer. El Ayuntamiento le ha cedido un despacho que estaba disponible junto a la oficina de la UPA, que en principio estará abierto al público los lunes de 10 de la mañana a 2 de la tarde, quedando pendiente establecer un horario más amplio. No obstante, se adaptarán a las necesidades de las familias y su flexibilidad es absoluta.

En la inauguración de la sede han estado presentes su presidenta, Begoña Roa, el vicepresidente, Enrique Pérez, el secretario, Luis Felipe Ramírez, la tesorera, Jara Aliaga, además de Marta Montenegro, concejala de Bienestar Social, y Francisco Javier Ruiz, alcalde de La Colonia. La junta directiva la completan como vocales Aurora Cívico, Fabiola Sánchez y Juan Vázquez.

El fin principal de «Mírame» es ofrecer información y divulgación sobre el acogimiento, intentando fortalecer y fomentar la sensibilización sobre éste en la sociedad, con el objetivo de buscar una familia a los menores que se encuentran en centros de protección y prevenir la posible exclusión social de éstos. La mayoría de los ciudadanos conoce en términos generales lo que es la adopción, pero no la modalidad del acogimiento y las diversas formas de acogida. El acogimiento familiar es la convivencia e integración de un niñ@ en una familia, cuando debe ser separad@ temporal o permanentemente de sus padres o tutores. Es una medida de protección solidaria con los niñ@s y sus familias biológicas, que evita su estancia en los centros de protección de menores, les ofrece la posibilidad de desarrollarse en una familia, y mantener la vinculación con sus padres y hermanos. Por ello, el acogimiento familiar es incompatible con la adopción, que conlleva la ruptura de vínculos del niño o niña con su familia biológica.

Desde su creación en 2009, el colectivo «Mírame» ha estado trabajando en pro de fortalecer la relación entre las familias de acogida y, sobre todo, «en poder llegar a los niñ@s que están en centros de protección de menores y que necesitan una oportunidad, porque son niños que tienen unos expedientes bastante crudos, que han estado en unas situaciones muy adversas y que la Junta de Andalucía ha tenido que tutelarlos», señala Begoña Roa. «Son niñ@s y jóvenes a los que se les ha roto la vida y desde las instituciones y asociaciones como la nuestra tenemos que darles una salida para que sepan gestionar su pasado, superarlo y vivir con ello, y miren su futuro con optimismo, de ahí nuestro nombre, Mírame. Tenemos que luchar por su bienestar a través de las familias de acogida».  

mirame4A pesar de que «Mírame» lleva más de siete años funcionando, hasta ahora no disponía de una sede fija, manteniendo sus encuentros en las propias casas de sus socios. «A partir de este momento Fuente Palmera va a ser nuestro centro de operaciones y esperamos trabajar mucho tiempo y muy bien desde aquí para atender a todas las familias de Córdoba y su provincia. Hemos encontrado un Ayuntamiento que ha decidido cedernos un espacio y se lo agradecemos muchísimo. Hay administraciones con una especial sensibilidad y esta es una de ellas. Otros ayuntamientos, sin embargo, no han apostado por nosotros. Por tanto, nos ha llegado esta oportunidad, lo agradecemos y vamos a responder en consecuencia».mirame5 

La concejala de Bienestar Social, Marta Montenegro, explica que Jara Aliaga, representante de Mírame en Fuente Palmera, le solicitó un espacio donde poder dar difusión al colectivo, al mismo tiempo que habló con las técnicas del CMIM y estas le comentaron que había un despacho desocupado en el centro, el cual hemos habilitado y acondicionado después de haber estado un tiempo cerrado. De esta forma, con esta actuación se le quiere dar visibilidad a una asociación que está haciendo una labor muy importante y que cada vez se animen más familias a ser padres de acogida». 

Luis Felipe Ramírez ha añadido sobre los orígenes de Mírame que «cuando nació la Asociación el acogimiento carecía de estructura, no había entendimiento entre la Junta de Andalucía y las Instituciones Colaboradoras de Integración Familiar (ICIFS), por lo que nos planteamos que no solamente íbamos a formar y captar familias de acogida, sino intentar cambiar este desastre organizativo a través de proposiciones de ley. Afortunadamente, Mírame tiene el honor de haber sido el fundador de la Plataforma Andaluza de Familias de Acogida, logrando que se nos escuche en el Congreso de los Diputados y haciendo aportaciones a la Ley del Menor, en concreto, han tenido en cuenta 16 de las 35 propuestas que le hicimos al Estado. Y ahora estamos haciendo el mismo trabajo a nivel autonómico, con el objetivo de que la Junta acepte nuestras sugerencias. Por ejemplo, ya conseguimos que se aumentara un 10% la ratio en los colegios para nuevas incorporaciones de alumnos una vez iniciado el curso escolar, ya que no se puede saber cuándo va a llegar un niño o niña de acogida».

A nivel institucional, Mírame mantiene reuniones periódicas con la directora general de Infancia y Familias de la Junta de Andalucía, Ana Conde, a la que aportan ideas y que «últimamente nos está escuchando».

Respecto a datos aproximados sobre la situación del acogimiento en Andalucía, la asociación estima que hay unos 2.500 niñ@s en centros de protección y más de 12.000 acogidos por familias. El secretario de Mírame apunta que «el verdadero problema que tenemos es que nadie quiere a los niñ@s mayores de seis años, son carne de cañón, porque aunque están bien atendidos en los centros de menores, les falta el cariño. Y cuando cumplen los 18 años se les abre la puerta y se les dice que se busquen la vida, sin familia y sin nada. Por ello, hay que buscarles una solución antes de que cumplan la mayoría de edad. Desgraciadamente, en Córdoba tenemos varios casos cada año y luego los vemos durmiendo en los cajeros. Se trata de una incongruencia porque los jóvenes no tienen culpa de su situación y no se les puede dejar a su libre albedrío como está la vida hoy día».  

mirame2Luis Felipe Ramírez cuenta cómo cada vez que visita un centro de acogida «se pasa un mal rato que no está pagado con nada, porque no hay un día que entre, que no vea esa escalera y que baje un crío o una cría y te diga llévame contigo«. Su compañero Enrique Pérez reproduce un episodio bastante duro, precisamente de un niño que tiene él en acogida desde hace un par de años y que va a cumplir 16 muy pronto: «le pregunté qué era para él un centro de acogida y respondió que era una estación de ferrocarril donde estamos esperando que pase un tren que sois vosotros, las familias de acogida; para algunos niños pasa el tren, para otros no pasan, y tengo miedo a que no pasen trenes para mí y cierren la estación».

Desde Mírame insisten en que el acogimiento es el gran desconocido de este país, «todo el mundo sabe que es traerse niños saharaouis, adoptar una niña china o niños rusos, pero qué pasa con los de nuestro país, que los tenemos aquí muy cerca, en Córdoba hay varios centros… y además saturados».

La tesorera de la asociación y vecina de Fuente Palmera, Jara Aliaga, explica que existe una forma de acercarse al acogimiento sin llegar a desarrollarlo plenamente. «Se trata de la colaboración, consistente en acoger a un niño o niña en fines de semana y períodos vacacionales. Es una manera de llegar a probarlo, a saber lo que es, a enamorarte del acogimiento, ya que cuando conoces a un niño con un perfil por el que no puede estar con su familia, y tú haces esa función de cariño, de protección, de educación, etc., al final el acogimiento se abre solo, es como una flor. Cuando te das cuenta de tu labor, del trabajo y de que al final consigues hacer feliz a una persona, en ese momento es cuando dices yo quiero acoger«.

Por último, lanzan un mensaje para las personas que piensan que el acogimiento es traerse un niño rebelde a su casa: «son niñ@s sanos, que por desgracia su familia no puede estar con ellos por el motivo que sea, pero no dejan de ser niñ@s, con su inocencia y su amor; no se trata de niños problemáticos que están encerrados en un centro, sino que han sido sacados de sus casas sin tener culpa de nada».

Finalmente, Mírame recalca su agradecimiento a todo el pueblo de Fuente Palmera, al Ayuntamiento y a las trabajadoras del Centro Municipal de Información a la Mujer.

http://www.asociacionmirame.org/

e-mail: contacto@asociacionmirame.org

Tlfnos.: 686 451 319 – 655 662 249 – 659 885 390

 

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo
Carniceria de la rosa fuente palmera
legumbres el perdigon fuente palmera
papeleria antharas verano 2022
asesoria castillo
SOTOMELERO