Emilia Sánchez gana el premio Vida Activa de la Caixa entre más de 300 participantes


premiosvidactiva1

Emilia Sánchez Mengual, vecina de Fuente Palmera y perteneciente a la Asociación de Mayores El Tamujar(Silillos), ha recibido hoy en Zaragoza dos galardones en la tercera edición de los Premios Vida Activa de la Caixa, un certamen que reconoce a nivel nacional las experiencias de vida de personas mayores de 60 años.

Con este concurso, cuyos participantes presentan un relato contando a grandes rasgos su vida o determinados aspectos de ésta, la Obra Social ‘la Caixa’ comparte ejemplos reales de personas mayores que afrontan su vida de forma activa y positiva, y que pueden servir de ejemplo y estímulo para la sociedad.premiosvidactiva1Emilia Sánchez, en el centro de la imagen

La gala, celebrada bajo una organización exquisita en el teatro del edificio CaixaForum de la capital aragonesa, ha reunido a los cinco finalistas más votados de entre los más de 300 participantes de toda España que han aportado sus relatos por escrito e incluso vídeos. En las votaciones, que se desarrollaron de forma on line durante el mes de octubre, el relato de nuestra representante obtuvo 10.265 votos, una cifra que, por ejemplo, ha superado en 4.000 votos al ganador de la edición anterior. Junto a Emilia, que ha sido la única representante andaluza, los otros cuatro finalistas han sido Juan Sabater, Joan Antoni Feixas, Ramón Drudis i Mauri y Francesca Llorens, tres de ellos catalanes. El jurado del concurso ha estado presidido por Juan Antonio Alcaraz, director general de CaixaBank. Estos premios están impulsados por el Club Ahora de CaixaBank, que es un programa de productos, servicios y ventajas financieras, de ocio, salud, formación y cultura diseñado por Caixa Bank y su Obra Social para los clientes mayores.premiosvidactiva4Emilia, con los dos galardones

Además de este galardón al relato más votado, Emilia Sánchez, junto al segundo clasificado, ha recibido una mención especial por el contenido y emotividad de su testimonio de vida, que se ha leído en dos ocasiones durante la ceremonia y ha causado una grata impresión entre los organizadores y el público asistente. Por si fuera poco, Emilia ha sido entrevistada por varios medios de comunicación, que le han preguntado por su vida antes y ahora, quedando verdaderamente sorprendidos con algunos detalles como que Emilia, a sus 74 años, cuida a personas mayores, mantiene una actividad constante con la asociación El Tamujar, hace teatro y participa en los distintos programas de envejecimiento activo de la Colonia de Fuente Palmera. Sobre el tema del alto número de votos recibidos, Jesús Alinquer, educador social del colectivo de mayores de El Tamujar, que la acompañado a ella y a su marido en el viaje, comentó a los periodistas que se le ha dado mucha difusión al concurso a través de las redes sociales, de la propia asociación y en periódicos locales colonos, entre ellos, Fuente Palmera Información.premiosvidactiva6Los medios de comunicación rodearon a Emilia

Sobre las seis de la tarde de este miércoles, Emilia Sánchez, su marido y Jesús Alinquer, que llegaron a Zaragoza el martes por la tarde, cogían el AVE de regreso a Córdoba muy contentos con la jornada vivida. El Premio Vida Activa de la Caixa ha consistido en el reconocimiento social, los dos galardones y una tablet de alta gama, en la que seguro Emilia compartirá con su familia, amigos y compañeros de la asociación las fotos de este día inolvidable.

Desde El Tamujar quieren agradecer a todas aquellas personas que han votado el relato de Emilia presentado desde la asociación, que la ha apoyado en esta tarea reconociendo toda una vida de solidaridad a los demás.

Como colofón a este artículo, nos sumamos a las felicitaciones que ya está recibiendo  a través de Facebook y reproducimos textualmente el relato de Emilia:

Emilia, toda una vida de esfuerzo y solidaridad a los demás. La Rubia, como la conocen muchos en su pueblo, nació una mañana fría de invierno en el año 1941 en plena posguerra en el cortijo agrícola de Bahermoso de la localidad de Palma del Río.premiosvidactiva2Junto a su marido

La séptima de diez hermanos, tuvo que comenzar a trabajar muy pequeña y con tan solo ocho años guardaba una piara de pavos, a los diez comenzó a trabajar en las tareas del campo y con la ayuda de sus hermanos podía cumplir con las duras jornadas de siega, recogida de aceitunas o escardando maíces; era la número uno cogiendo algodón, me cuenta «entre todos sacamos nuestra casa adelante, mi padre murió con tan solo 42 años y gracias a que mis padres juntaron un dinerillo como encargados, compraron unas tierras y una casa donde nos crió mi madre. Fueron años muy duros, me acuerdo que solo tenía un vestido que ponía a lavar de noche y me lo volvía a poner por la mañana; también fueron alegres con mis hermanos, uno de ellos compró una guitarra y cuando cenábamos unos cantaban y otros bailábamos”.

En otra etapa de su vida, a los catorce años conocería al único hombre de su vida, Antonio, trabajando en el campo, portando agua a los trabajadores, “y desde entonces nos hicimos novios, casándonos años después en Fuente Palmera, donde nos compramos una casa pequeñita; fue entonces cuando me tocó vivir, como a tantos españoles, la inmigración, mi marido se marchó a Alemania y me quede a cargo de una hija; los primeros días de separación no comía ni bebía” me cuenta. Pero sólo fueron tres años, en ese tiempo Emilia continuó trabajando en el campo y por las noches cosía la ropa de muchos vecinos de la localidad.premiosvidactiva3Emilia con Jesús Alinquer

Emilia ha tenido tres hijos, Mª del Carmen, Manuel y Mónica. Su matrimonio ha pasado por muy buenos momentos, pero la vida le tenía preparado un varapalo y es que también conocería el duro mundo de la drogas. Su hijo, Manuel, durante su formación académica conoció a una chica que la hizo abuela, «pero aquello no funcionó, nosotros conocimos a nuestro nieto y mi hijo no supo superar las circunstancias llevándolo por un mal camino, cuando nos dimos cuenta las drogas le pudieron, corrimos cielo y tierra, lo internamos en centros, lo llevamos a muchos médicos, pero al final se le juntó con una de esas enfermedades malas, cáncer, y me lo arrebató con tan solo 38 años de edad, eso es lo más duro que me ha pasado en la vida, superar la muerte de un hijo”.

Emilia cuenta con cuatro nietos, sus hijas están casadas felizmente y desde hace bastantes años esta jubilada. Pero estar jubilada no supone estar inactiva y prueba de ello es la actividad que realiza Emilia. Cuenta con su carnet de voluntariado de mayores y cada día dedica parte de su tiempo con algunas de sus abuelitas, como ella cariñosamente las llama. Ahora cuida a Josefa de 91 años y no hay un día que pase que no le dé una vuelta y le realice alguna tarea o compre los medicamentos, «cuando voy al centro siempre tengo que hacer algunos recados para mis mayores y siempre vengo, en la bicicleta, cargada para unos y otros».premiosvidactiva5

De joven no tuvo la oportunidad de estudiar, es por lo que también se ha sacado durante los últimos años sus estudios primarios y no hay actividad organizada por el área de mayores del ayuntamiento donde no participe, todo tipo de talleres, fruto de estos doy fe, en la decoración de su casa. Como se ha comentado, la bicicleta es su medio de desplazamiento por el pueblo y las rutas de senderismo, al igual que el gimnasio. Otra de sus aficiones es el teatro, que practica con un grupo de mayores y cada año estrenan una obra en el certamen provincial de mayores de Córdoba.

Pertenece a varias asociaciones de mujeres asistiendo a cuantas actividades organizan y participando activamente de ellas. Miembro de la asociación cultural Ramón de Beña, cada año participa en la lectura del Quijote y en el ciclo de lecturas de poesías que realizan por todos los pueblos cercanos. Es vocal de la Asociación de Mayores de San Isidro Labrador y también de la Asociación de Mayores El Tamujar de la aldea de Silillos, donde realiza una labor como dinamizadora muy importante y encargada de conseguir recursos económicos para la misma.

Emilia no tiene nada para ella y todo su tiempo es para ayudar a los demás, si alguien toca en su puerta la encuentra. Una persona con una vida activa merecedora del reconocimiento de su familia y sus vecinos. 

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo


Carniceria de la rosa fuente palmera

legumbres el perdigon fuente palmera




visteme Banner Lateral BF 2022

papeleria-antharas-fp

gold tech

asesoria castillo

SOTOMELERO