Rememoran el arte de la trilla en Cañada del Rabadán


trilla5

Más de 250 personas asistieron ayer a la 1ª Fiesta de la Trilla en la Era organizada por la Hermandad de Romeros de Cañada del Rabadán, donde se pudo revivir esta antigua y característica labor agrícola.

Entre el público, muchos vecinos y vecinas de avanzada edad que rememoraron aquellas duras jornadas en el campo, pero que también disfrutaron al participar personalmente en la exhibición de lo que incluso fue considerado en su época como un arte.trilla5La mula del Boti ganó el concurso de arrastres

Sobre las nueve de la tarde comenzaron las actividades previas, en concreto un concurso de arrastre de mulas con cuatro participantes. La prueba consistía en que el animal, dirigido por su dueño, tenía que recorrer un carril de aproximadamente cien metros arrastrando una cuba con planchas de hierro, la cual pesaba de inicio 200 kilos. En el recorrido se hacían tres paradas para sumar otros 50 kg. en cada una de ellas. La mula ganadora fue una de las dos con las que participó el vecino de Cañada Juan Jesús López, que empleó el menor tiempo con 1 minuto y 16 segundos y fue la que recibió menos penalizaciones como, por ejemplo, no salirse del carril. En segundo lugar, quedó la mula de Jesús Moro con 1.20.97; tercera fue la de José Antonio Rosa, con 1.37.85; y cuarta la otra mula de Juan Jesús López con 1.41.22. El ganador recibió un jamón como premio, el segundo clasificado un queso, el tercero un salchichón y el cuarto, un chorizo.

{loadposition publinoticia}

A continuación, comenzaron los preparativos de la trilla, una ancestral labor agrícola cuyo fin último es separar el grano de la paja, lo cual conllevaba un trabajado proceso manual que antaño se iniciaba con la siega del cereal. El trigo, la cebada y la avena eran lo más trillado en la zona, aunque productos como las habas también se sometían a este método. A lo largo de la historia han existido diferentes técnicas, pero la usada en nuestra tierra era la trilla con trillo, una plancha de madera cuya superficie inferior tenía incrustadas varias filas de muelas para quebrantar la mies. Los trillos, sobre los que se sentaba el trabajador, eran arrastrados por mulas haciendo un recorrido circular sobre la parva o montones de paja apilada. La trilla solía hacerse por la tarde, una vez que la mies estaba bien seca después de haberse cogido por la mañana. El último paso era el llamado aventado, consistente en lanzar al aire la mezcla de paja y grano para que el viento alejara la primera y el grano cayera en el mismo lugar para su posterior recogida. Se barría, se juntaba el grano y luego se cogía una criba para dejar totalmente limpio el grano. Una persona se ponía con la criba y otra con un cubo o una cuartilla lo iba vertiendo. En definitiva, una ardua labor “porque había que segarlo, amarrarlo, cargarlo en el carro, traerlo a la era, romper las gavillas, extenderlo y meterle las bestias, y cuando ya estaba hecho paja, aventarlo, recogerlo, y echarlo en sacos o llevarlo a donde fuera”. Así lo contaba Enrique Domínguez, uno de los vecinos de Cañada del Rabadán de más de setenta años que aportó ayer su experiencia colaborando y asesorando en la preparación de los utensilios para llevar a cabo la demostración de la trilla. Enrique señaló que a principios de los años 80 se perdió definitivamente esta labor con la irrupción de las cosechadoras, y que antes, en los años 60, ya se utilizó la primera maquinaria en la siega. También nos comentó que a esta zona y a Andalucía en general fue donde más tarde llegaron las máquinas que comenzaron a sustituir los sistemas tradicionales de recogida en el campo. Incluso hubo puntos concretos donde se quemaron algunas máquinas, sobre todo las del algodón, ante la amenaza que suponían en la pérdida de jornales.trilla3trilla2trilla4Una vecina aventandotrilla1Gran ambiente durante toda la noche

Volviendo al acto en sí, las mulas dieron varias vueltas previas para asentar la mies y luego se les enganchó el trillo. Fue entonces cuando numerosos vecin@s se animaron a montarse en el mismo para vivir la sensación y recordar, en algunos casos, aquello que veían hacer a sus padres cuando eran pequeños. Para otros, mucho más jóvenes, era la primera vez que veían el arte de la trilla.

Proyecto de la Casa Hermandad

Una vez concluida la demostración, se procedió a la entrega de premios del concurso de arrastre de mulas y posteriormente hubo una actuación de baile flamenco a cargo de la Academia de Isabel León. Cañeter@s y visitantes continuaron la fiesta comiendo y bebiendo gracias al servicio de barra de la Hermandad de Romeros, que al mismo tiempo van recaudando fondos para su proyecto de construir en la era una pequeña ermita y la casa hermandad. El Hermano Mayor, Curro Vidal, recordó que gracias a la finca La Estrella, la cual les donó esta fanega de tierra, van a poder realizar esta obra. Lo primero que van a levantar será una gran puerta de entrada al recinto, que aparte necesita de muchos permisos y trámites ya que pasa un pequeño arroyo por el mismo y también hay que respetar las distancias con la carretera, etc. El terreno está ubicado en el término de Écija.

Sobre la celebración de la primera Fiesta de la Trilla, Curro comentó que “ha sido una tarde calurosa pero magnífica, en la que han venido personas mayores como Enrique Domínguez y Juanillo Vitoria y nos han explicado cómo se hacía la trilla, nos han enganchado el trillo, etc. Es decir, 40 ó 50 años después, ellos han puesto en práctica con sus propias manos cómo lo hacían cuando tenían 20 años; la verdad es que ha sido muy bonito”.

Respecto a la idea de organizar esta jornada sobre la trilla, Curro indica que partió un poco de él mismo “porque a mí me gustan mucho las cosas antiguas y es una cosa que se perdió y no se ha vuelto a ver más; yo de pequeño me montaba en el trillo, dormía en la era y entonces me pregunté qué trabajo nos costaría a nosotros hacer una parva, buscar a las bestias y congregar a los vecinos en una fiesta natural en una era magnífica como esta que nos cedió gratuitamente el señor Martínez Sagrera; y así lo hemos hecho, ha venido también mucha gente joven que había oído hablar de la trilla a sus padres o abuelos, pero que nunca la había visto”.

No obstante, concluye Curro, “podía haber venido bastante más gente porque hemos cometido el error de no anunciar claramente que esto era para todo el mundo, ya que algunos preguntaban si esto era solamente para los romeros; así que al año que viene lo haremos mejor en ese sentido”.

Al final de la página ofrecemos más fotos en la Galería de Imágenes.

Compartir:

Contenido patrocinado

BannerLateralCNCEspejo


Carniceria de la rosa fuente palmera

legumbres el perdigon fuente palmera




visteme banner lateral 2022

papeleria-antharas-fp

gold tech

asesoria castillo

SOTOMELERO