El mejor truco de Karlos Magic: «Tener la cabeza fría y ser valiente, no hay más magia que esta»

higar novias patrocinio
incendiocarlos3

Eran las 6 de la tarde de este pasado miércoles cuando a Carlos Montesinos le sonó el móvil. Era su hija María, de 13 años. Le extrañó que lo llamara ya que estaba en la vivienda de enfrente haciendo los deberes con sus dos vecinos pequeños, de 6 y 12 años, como tantos otros días.

incendiocarlos3Carlos Montesinos (izda.) y el padre de los dos menoresCuando descolgó oye decirle: “Corre papá, ven, que está ardiendo la casa”. Calle Luis de Góngora, Fuente Palmera.

Carlos salió rápidamente y se encontró a los tres niños en uno de los balcones de la planta de arriba rodeados de humo. Intentó abrir la puerta a golpes pero fue imposible. incendiocarlos2

Volvió a su casa a coger una escalera y reconoce que “el nerviosismo se apoderó de mí e iba ya asfixiado de un lado para otro”. La escalera no llegaba del todo al balcón, pero logró sacar a los menores uno a uno. Lamenta que nadie se acercara a ayudarle “cuando había algunas personas en la esquina de la calle, porque mi propia hija, que salió la primera, tuvo que subir por la escalera para que le pasara al pequeño de seis años, que estaba engarrotado y no quería separarse de mis brazos”. incendiocarlos1

Poco después de que los niños estuvieran a salvo, llegó la madre, que había salido un momento a pedir cita al dentista. “Quiero dejar claro que a los niños no se les deja encerrados, sino que no podían bajar porque el fuego estaba en la cochera y entonces cerraron la puerta de arriba de las escaleras para que no entrara el humo”, precisa Carlos.

Al abrir la madre la puerta de acceso a la vivienda se produjo una deflagración por la entrada de oxígeno y su contacto con el fuego. Había estallado un frigorífico, que es donde se originó el fuego por un cortocircuito en el enchufe. En ese momento se avivaron las llamas. Carlos intentó apagarlas con un extintor, mientras fueron llegando efectivos de la Policía Local, Protección Civil, Guardia Civil y otros vecinos con extintores. Como el fuego no remitía “porque algunos extintores no eran los adecuados, se me ocurrió enchufar una manguera al contador de un vecino”. En la segunda vez que entró a la vivienda empezaron a caerse trozos de yeso del techo, por lo que tuvo que salirse. Finalmente consiguieron apagarlo entre todos y a Carlos lo trasladaron al centro sanitario para hacerle unas pruebas respiratorias. También le pusieron una pastilla debajo de la lengua porque tenía ansiedad.

Carlos Montesinos afirma que «los bomberos llegaron una hora y cuarto después, seguramente por falta de recursos, los recortes… y no menosprecio la gran labor que suelen realizar». 

Reflexionando tras el suceso, Carlos Montesinos siente impotencia “de que en un municipio como Fuente Palmera no haya medios o herramientas para hacer frente en un primer momento a un suceso de estas características hasta que lleguen los bomberos; incluso no hay formación a la hora de utilizar un extintor”. Conocido en el pueblo por su actividad como mago, Carlos no se siente un héroe como le han dicho muchas personas, sino un afortunado por haber salvado a los críos. “En esto no funcionaba la magia, había que tener la cabeza fría y tener valentía”. Una vez que los niños estaban a salvo, estaba convencido que la casa podía salvarse del fuego, pero la escasez de medios adecuados impidió que se apagara antes, opina. Aunque las llamas no llegaron arriba, que es la parte habitable de la vivienda, todas las habitaciones se vieron afectadas por el humo y la alta temperatura

La familia de la casa siniestrada es de Marruecos y llevaba viviendo en ella en régimen de alquiler desde hace diez años. El padre, Jaime, llegó a Fuente Palmera hace dieciséis años y están plenamente integrados. Da gracias porque los tres niños están bien y su familia estará eternamente agradecida a su vecino y amigo Carlos.

La primera noche tras el suceso la han pasado en casa de un amigo, pero ahora mismo no sabe cómo van a salir adelante porque la situación de la casa irá para largo. Han perdido prácticamente todas sus pertenencias, muebles, enseres, ropa, etc., el esfuerzo de mucho tiempo porque cuando se instalaron en la vivienda no había nada salvo los muebles de la cocina. Algunos vecinos se han prestado a ayudarles.

Compartir:

El tiempo en Fuente Palmera

Contenido patrocinado

Banner cash fresh abril 24 Fuente Palmera
Carniceria de la rosa fuente palmera
el perdigon banner lateral
banner lateral Fenix 2024
naruma animaciones
banner antharas 23-24
lona gold technology
Buji Freedom banner lateral
asesoria castillo
SOTOMELERO